Galerías de imágenes

¿Vives, trabajas o te diviertes en esta ciudad?
Pues ahora, puedes subir tus fotos “GRATIS” a nuestra web.
Pincha Aquí, para subir tu imagen

Ver galería completa

La exposición ‘Tecnorevolución: la era de las tecnologías convergentes’, en el recinto ferial La Marina

Martes 29 de Noviembre del 2016

Entre las propuestas de esta muestra de CosmoCaixa están simular un viaje al ‘nanomundo’, conocer el estado de relajación del cerebro o ser capturado por la mirada de 64 ojos.

Con el objetivo de dar a conocer los avances de las tecnologías convergentes cuya aplicación ha aportado progresos impensables a la vida cotidiana en pocos años, se ha inaugurado en el CosmoCaixa instalado en el recinto ferial La Marina de San Sebastián de los Reyes la exposición Tecnorevolución: la era de las tecnologías convergentes' que podrá ser visitada hasta el 16 de diciembre.

Al acto asisitieron el primer teniente de alcalde de San Sebastián de los Reyes, Rubén Holguera, la concejala de Juventud e Infancia, Belén Ochoa, y el director de la Oficina Principal de CaixaBank en San Sebastián de los Reyes, Jorge García-Serna, además de otros miembros de la Corporación.

‘Tecnorrevolución' es una exposición en la que se dan a conocer las tecnologías convergentes: la Nanotecnología, la Biotecnología, las Tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs), y las Ciencias cognitivas (NBIC). Sus interconexiones están cambiando el mundo que nos rodea y provocando una revolución en actividades muy diferentes y cada vez más cercanas.

"Nos parece que es una magnífica oportunidad de acceder al conocimiento de lo que la tecnología, en sus diferentes especialidades, aporta a la alimentación, la salud, la biología, la industria o la informática. Me ha llamado mucho la atención el lector de ondas cerebrales: jamás pensé que sería capaz de aprender a relajarme", explica Rubén Holguera.

Entre las propuestas que ofrece esta exposición están simular un viaje al ‘nanomundo', conocer el estado de relajación del cerebro o ser capturado por la mirada de 64 ojos robotizados, observar mediante un ordenador cómo se propaga un virus y se produce una pandemia o ver cómo un robot interactúa con nosotros y reacciona a nuestros movimientos.

"Es un viaje apasionante al que están invitados todos nuestros vecinos. Esta visita es una magnífica manera de aprender a entender mejor nuestro mundo y de saber cómo funciona. Me ha impresionado especialmente el dinosaurio-robot que he tenido en mis manos y que se utiliza para  activar la percepción de niños enfermos", señala Belén Ochoa.